Cree en grande.
CONMEBOL

Paranaense pega primero ante Newell’s Old Boys

Paranaense pega primero ante Newell’s Old Boys

El Atlético Paranaense goleó este jueves al Newell's Old Boys (3-0) en su estadio de Curitiba y dejó muy encaminado su pase a la segunda fase de la CONMEBOL Sudamericana 2018.

Ante la escasa resistencia ofrecida por los argentinos, el 'Furacao' apenas necesitó de nueve minutos para adelantarse en el marcador gracias a un cabezazo de Pablo. El segundo tanto fue obra de Nikao en el 30’, mientras que Guilherme completó la goleada en el 36’ aprovechando los agujeros de un Newell's totalmente apagado.

Con título regional conquistado el domingo todavía fresco, el Paranaense se plantó con todo de cara en el Arena da Baixada.

Aún no se cumplían los diez minutos de juego cuando pasó lo inevitable: tras un saque de esquina, Pablo voló sobre la defensa argentina para, de un testarazo, poner el 1-0 e inaugurar la pesadilla para Luciano Pocrnjic, que sustituía a un febril Ibañez.

Ya se intuía por entonces que el arquero tendría una noche de difícil, debido a que la ‘Lepra’ no mostraba señales de levantar el rendimiento.

Dueños del balón y del centro del campo, los brasileños no dejaron de insistir hasta que a la media hora un fallo de la defensa de la 'lepra' dejó recibir a Nikao solo en la entrada del área. Con gran sangre fría, el atacante recortó entonces a un último defensor para batir después de un zurdazo a Pocrnjic.

Con el 2-0 en el marcador y Newell's totalmente replegado, comenzaba a olerse la goleada, cuando el Paranaense se sacó de la manga una jugada que parecía ensayada.

Lucho González cruzó un balón desde la derecha y recogió Lodi en el fondo izquierdo para servírselo en bandeja a Guilherme, que solo tuvo que fusilar al arquero vendido para el 3-0.

La apacible noche de Curitiba se había transformado en un infierno para los argentinos, que solo deseaban la tregua del descanso.

Con el partido sentenciado, la segunda parte se anunciaba como un trámite para ambos, ya con la cabeza lejos de la Arena da Baixada.

El Paranaense pareció haber saciado el hambre, pero siguió intentándolo: un cabezazo de Thiago Heleno pudo poner el cuarto a los diez minutos, pero el zaguero se pasó de potencia.

Fue entonces cuando Newell's se animó con su primer lanzamiento de la noche, un chutazo de lejos del joven Joaquín Torres, que apenas despertó a Santos.

El resultado deja la eliminatoria muy de cara para los brasileños, que visitarán Rosario el 10 de mayo para disputar la vuelta con un pie y medio ya en la próxima ronda de la Sudamericana.

 

 

AFP

 

 
00:00