Cree en grande.
CONMEBOL

La pelota siempre a los pies de Redondo

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
La pelota siempre a los pies de Redondo

Fernando Redondo

Entre finales de los 90’ y comienzo del 2000, la zona medular era rotulado en la hegemonía del volante central argentino Fernando Redondo, un jugador de notable calidad que pareciera que tuviera un imán en sus botines, vertical y de extraordinaria sutileza en lo pases, que brilló en el Real Madrid y la selección Albiceleste.     

Al centrocampista defensivo normalmente se lo vincula solo con la marcación férrea, como un marcador un poco más adelantado que los centrales. Una idea bastante errada viendo la categoría innata de Fernando Redondo.

Elegancia, precisión, soltura y marcación eran solo una parte de la amalgama de cualidades de Redondo, que dibujaba con su pierna izquierda, aunque no tenía problemas de perfil.

"Fernando Redondo es el pulmón del equipo. Siempre he admirado su calidad y su capacidad para el pase, y probablemente haya sido el mejor jugador que he visto cubriendo el campo. Lo más impresionante es que no necesitaba correr para llegar a todas partes, ya que sabía situarse muy bien en todo momento", afirmaba el ídolo de Boca y la Albiceleste, Juan Román Riquelme, quien no pudo compartir su calidad con Redondo en la selección.

‘El Príncipe’, como lo llamaban en el fútbol español, nació en Adrogué, Buenos Aires, Argentina un 6 de junio del año 1969. Fue en su localidad natal donde empezaría a jugar al fútbol. Pero su debut en Primera División se daría en Argentinos Jrs, después de pasar 10 años por sus formativas.

Luego de sacar lustre cinco temporadas en el fútbol de su país, emprende la cruzada hacía el viejo continente, específicamente en España, donde llegó en 1990, al Tenerife, club con el que se destapó como uno de los mejores “5” del mundo y entró por derecho propio entre los mejores de la historia del Tenerife.

A medida que crecía su fama también lo hacía su fútbol, fue así que con una posición ganada, el poderoso Real Madrid se fija en talentoso mediocampista y hace uno de sus mejores fichajes, Redondo ganó dos Ligas, dos Champions, una Intercontinental y una Supercopa de España además de disputar un total de 225 partidos oficiales.

En el recuerdo de la afición merengue aún brilla en sus retinas aquella jugada hecha en Old Trafford ante el Manchester United, donde para salir de la marca del defensor Berg,en el último rincón del terreno de juego, ensaya un tacó que fue magistral para darse un autopase y quedar solo en el borde del área y servir en bandeja al goleador Raúl González, que tuvo a merced el arco y definió a placer.

Ese día, Sir Alex Ferguson alabó la jugada de Redondo asegurando que el jugador tendría que tener algo en sus botas. "¿Qué tiene ese jugador en las botas? ¿Imanes?" aseguró. Más que imanes fue puro talento lo que derrochó desde sus botas el argentino en esa edición, en la que nombrado como "Mejor Jugador de la Champions League 2000" por la UEFA.

La primera vez que supe que había hablado bien de mí no me lo podía creer. La semifinal de la Champions con el Manchester, ésa del taquito, la final con el Valencia... Hacía jugar y recuperaba balón tras balón. Mi sueño es conocerlo”, relataba un joven Fernando Gago, comparado con Redondo en su momento, por su estilo de juego y parecido físico.

Tras ganar todo con el Madrid, el Milán llama a la puerta de Redondo, y otra etapa de mucho éxito, conquistando otra Champions League, un Scudetto, una Copa de Italia y una Supercopa de Italia, aunque lastimosamente una lesión en la rodilla sopesaba en la posibilidad seguir, hasta que finalmente se dio en el año 2004.

La Albiceleste, una cuenta pendiente

Fernando Redondo, a pesar de sus excelsas condiciones, no tuvo grandes participaciones con su seleccionado, ya que solo disputo 28 partidos; un Mundial (1994); una Copa América y una Copa Confederaciones, ganando estas dos últimas. El 5 fue nombrado además Balón de Oro en la Confederaciones que disputó en 1992.

Actualmente, el ídolo del Real Madrid recibió su título profesional de entrenador de fútbol a sus 48 años, que cumple en la fecha. “Dicen que prefiere el juego de posición, un estilo de juego popularizado por entrenadores como Guardiola o Cruyff”, señala el medio español Marca, sobre la idea futbolística que emplearía el flamante técnico.

 

 

 

CONMEBOL.com