Cree en grande.
CONMEBOL

Ezequiel Barco, el diablito rojo que enmudeció al Maracaná

Ezequiel Barco, el diablito rojo que enmudeció al Maracaná

No le temblaron las piernas. Se paró frente al balón y con la clase y el aplomo de un veterano anotó el penal que enmudeció al Maracaná. Con apenas 18 años, Ezequiel Barco fue el héroe de Independiente en la conquista de la CONMEBOL Sudamericana-2017.

Antes de partir a la MLS de Estados Unidos, Barco recordará millones de veces la escena: un Maracaná repleto y eufórico. Flamengo ganaba 1-0, con gol de Lucas Paquetá. Una falta de Cuéllar a Maximiliano Meza y no dudó en ubicarse en el punto del penal. Enfrente el arquero Cesar. El juvenil no se inmutó, pateó, anotó. Iban 29 minutos e Independiente empataba. Con el 2-1 del partido de ida, era campeón.

"Fui a patear el penal con mucha confianza. Estoy muy orgulloso", declaró más tarde el 'Turri', una muestra de que no será fácil volver a intimidarlo.

Volante ofensivo de solo 1,67 metros de estatura, Barco se agigantó en esta Final. En el mismo minuto, convirtió el penal, conquistó la Sudamericana y clasificó a Independiente para la CONMEBOL Libertadores 2018.

Fue su revancha. Seis meses atrás, en el torneo argentino, había estado a punto de darle el pase a Independiente a la CONMEBOL Libertadores 2017. Pero una atajada del arquero Esteban Andrada, le quitó la alegría al 'rojo' dándole el pase a Lanús, que llegó a la final.

"Estoy muy emocionado. Jamás pensé que iba a ser campeón con Independiente. No lo puedo creer, crecí acá en la cantera del club", dijo entre lágrimas tras un partido en el que además del penal que enmudeció a la torcida del 'Mengao', jugó, corrió, tiró centros y soportó las patadas brasileñas.

- De Rosario a EEUU -

Nacido el 29 de marzo de 1999 en Villa Gobernador Gálvez, como el internacional Ezequiel Lavezzi, Barco se formó futbolísticamente a 45 km de allí, en la ciudad de Rosario, cuna del astro Lionel Messi y muchas otras figuras internacionales del fútbol argentino.

Llegó a Independiente en 2015 y en junio de 2016, con 17 años, el entonces DT Gabriel Milito lo llevó a Primera División, donde debutó oficialmente el 8 de agosto, en un partido de la Copa Sudamericana 2016. 

Poco después, el 10 de septiembre de ese año, marcó su primer gol en Primera, frente a Godoy Cruz por el torneo argentino. 

Suma ahora 57 presentaciones en la máxima categoría del 'rojo'.

En abril pasado, el Benfica de Portugal se interesó por él pero Independiente se negó a venderlo pero ahora seguramente emigrará a Estados Unidos.

El entrenador Ariel Holan, el gran artífice del equipo, hizo todo lo posible para evitar que Barco emigrara a un medio como Estados Unidos porque considera que puede triunfar sin problemas en España o Italia.

"Son chicos muy humildes que muchas veces necesitan asesoramiento o una contención que a veces por falta de herramientas de la familia no lo pueden sugerir y entonces la ansiedad por querer resolver su futuro económico hace que pierdan… Está para un fútbol de alto nivel por la personalidad, porque hay que hacer lo que el hizo con 18 años y en este estadio", sostuvo después de la coronación en la Sudamericana.

Mientras festeja la Sudamericana, su futuro será casi seguramente en el Atlanta United de Estados Unidos dirigido por el entrenador argentino Gerardo Martino, que está dispuesto a pagar entre 12 y 16 millones de dólares, según la prensa de Buenos Aires. 

La venta debería oficializarse en las próximas horas, según el diario deportivo Olé.

- Barco, el timonel -

En la Sudamericana, 'Turri' disputó 12 partidos y marcó tres goles.

Además del gol ante Flamengo, anotó en la ida ante Deportes Iquique (4-2) en un partido de la segunda fase, y marcó otro penal clave, en el 3-1 de la vuelta ante el paraguayo Libertad, que había ganado 1-0 en la ida.

"Alma de potrero, personalidad de veterano, inocencia de purrete (adolescente), picardía de atorrante (irreverente). Ezequiel Barco es la joyita que más brilla en el fútbol local", lo ensalzó el diario Clarín.

Favorito del entrenador de la selección argentina Sub20, Sebastián Beccacece, lo eligió para ser uno de los 20 'sparrings' de la selección mayor durante la última gira de noviembre por Rusia, lo que le permitió codearse con Messi, Angel Di María, Sergio Agüero entre otras estrellas del fútbol mundial.

 

 

AFP