Cree en grande.
CONMEBOL

El resurgir de Brasil y la irregularidad del resto en las Eliminatorias

Imprimir
El resurgir de Brasil y la irregularidad del resto en las Eliminatorias

La recuperación de Brasil (1°), además de la irregularidad mostrada por potencias como Argentina, Chile y Colombia, han sido las nota salientes de las eliminatorias sudamericanas en 2016, que parecen confirmar aquello de que son de las más difíciles del mundo, entiende FIFA.com.

-“Me gustaría que el Mundial de Rusia empezara dentro de tres días, es una lástima que se hayan frenado las Eliminatorias hasta el año que viene”, la frase de Tite, posterior a la victoria sobre Perú en noviembre, es entendible: su Brasil recién había sumado la sexta victoria consecutiva en el clasificatorio sudamericano para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, todas desde su llegada al cargo de seleccionador, afirmándose en lo más alto de las posiciones con una brecha de cuatro puntos sobre su escolta Uruguay.

La recuperación de Brasil (1°), además de la irregularidad mostrada por potencias como Argentina, Chile y Colombia, han sido las nota salientes de las eliminatorias sudamericanas en 2016, que parecen confirmar aquello de que son de las difícil del mundo.

El resurgimiento brasileño tiene un primer responsable y es el propio Tite, quien tomó al equipo en el 6° lugar, afuera de todo, y cuatro meses después parece tener un pie en Rusia. Sus cifras abruman: durante la racha, que le permitió igualar una marca de 1969 que pertenecía a la selección que luego sería campeona en México 1970, la Brasil de Tite anotó 17 goles y recibió 1. Ningún otro equipo sudamericano terminó el año invicto en la competencia preliminar.

Los otros responsables son Neymar y la jóven promesa Gabriel Jesús, exultante tras lograr el oro olímpico a mediados de año, líderes de una recuperación futbolística a la que se sumaron Willian, Renato Augusto y Philippe Coutinho.

Nada de esto opaca el muy buen año de Uruguay (2°), que parece encaminado a lograr una plaza directa y evitar lo que sería su quinta repesca consecutiva. Con los goles de Edinson Cavani -máximo artillero con 8- y las asistencias de Luis Suárez, la Celeste continúa perfecta en Montevideo y es la única escolta pese a sacar 2 puntos de 12 como visitante en 2016.

Así lo evaluó Oscar Tabárez tras caer con Chile en el cierre de la temporada. "Estamos vivos, seguiremos peleando y esperamos solucionar los problemas para reiniciar en marzo 2017 la carrera hacia Rusia. Nuestra posición no es desahogada ni definitiva, pero sí bastante buena".

-Paridad producto de la irregularidad-

Tres puntos atrás de Uruguay aparecen Ecuador (3°) y Chile (4°), cabezas visibles de un lote de seis equipos separados por seis unidades. Ese sexteto tiene un denominador común, aquella irregularidad mencionada previamente. El propio Ecuador, de andar inmaculado en 2015, estuvo cuatro partidos sin ganar en 2016, pero aún así levantó y terminó entre los puestos de clasificación directa.

Ni la bicampeona de América Chile ni la estelar Argentina (5°) escaparon a este 'virus'. De hecho, ambas selecciones estrenaron seleccionador durante el año, aunque Juan Pizzi parece haber tenido menos problemas que Edgardo Bauza para darle identidad a sus dirigidos, lideraros por un excelso Arturo Vidal (5 goles en 7 encuentros).

La Albiceleste siempre es un equipo con Lionel Messi y otro sin él, pero pocas veces quedó expuesto como en 2016 por eliminatorias: sobre ocho partidos -los últimos seis con Bauza-, ganó cuatro de los cinco que jugó con Messi -anotó 3 goles- y ninguno sin él, con dos empates y una caída. La única derrota con Lio en el equipo fue ante Brasil como visitante. "No creo que el equipo sea Messi y 10 más", se defendió El Patón, hoy en puesto de repesca. "Enfrente también están los mejores y los errores se pagan. Hay que trabajar para no cometerlos".

Colombia (6°) no escapó a la inconsistencia: tras ganar sus primeros tres encuentros del año, apenas sumó 5 de los últimos 15 puntos, y hoy está afuera de todo por primera vez desde fines de 2015. Más dura fue la caída de Paraguay (7°), que también estuvo invicto en sus primeros tres partidos, e incluso venció a Chile en el reestreno de Francisco Arce en el banquillo. Pero luego perdió cuatro de los siguientes cinco, y ni su primera victoria en Argentina matiza el hecho de que desde marzo salió del top-5.

Es en teste contexto que se entiende como el Perú (8°) de Ricardo Gareca logró acortar distancia con los de arriba pese a cosechar 11 de 24 puntos este año, aunque no tiene margen para el error. Ni Bolivia (9°) ni Venezuela (10°) lograron durante 2016 una racha que les diera esperanzas, y las matemáticas les marcan un futuro desalentador.

-Lo que viene-

La acción se reanudará el 23 de marzo con la 13° jornada, primera de las seis restantes. Ese día destacan la visita de Brasil a Uruguay y el duelo entre Argentina y Chile.  El 28, por la 14°, Ecuador recibirá a Colombia y Perú a la Celeste.

El 31 de agosto, el clásico rioplatense entre uruguayos y argentinos sobresale de los duelos de la 15°, aunque habrá que seguir con atención lo que ocurra entre brasileños y ecuatorianos. Cinco días después, Colombia recibe a Brasil y Paraguay a Uruguay.

La eliminatoria concluirá en octubre. El 5, por la 17° jornada, Chile será local de Ecuador y Colombia de Paraguay, en choques que, de continuar la paridad actual, serán decisivos. El día 10, por la última fecha, Brasil recibirá a Chile y Ecuador a Argentina.

 

 

 

FIFA.com

CONMEBOL.com