Cree en grande.
CONMEBOL

Brasil dio una muestra de crecimiento y espera rival definir la Confederaciones

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
Brasil dio una muestra de crecimiento y espera rival definir la Confederaciones
 Brasil demostró que sigue en crecimiento de la mano de Luiz Felipe Scolari, al vencer a un duro Uruguay por 2-1 y avanzar a la final de la Copa Confederaciones de 2013, donde espera por el vencedor del choque de este jueves entre España e Italia.

"Estamos formando un grupo que va en el camino correcto y que precisa partidos como" el del miércoles ante la celeste "para madurar y crecer como equipo", destacó 'Felipao' tras la victoria de sus dirigidos por 2-1 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte (sudeste).

Los pentacampeones mundiales se llevaron un sufrido triunfo en este clásico sudamericano con goles de Fred a los 41 minutos y Paulinho a los 86.

Edinson Cavani descontó para el campeón de América a los 48 minutos en un encuentro en el que el mejor jugador de la cancha fue el portero brasileño Julio Cesar, lo que habla a las claras de los contratiempos que debió superar Brasil.

"En los últimos 10 años fue (para mi) el partido más emocionante", agregó Scolari.

Julio Cesar se mostró muy seguro ante los embates celestes en el segundo tiempo y en el primer período. A a los 14 minutos, realizó su atajada clave, un penal ejecutado por Diego Forlán en el que se zambulló hacia su izquierda para desviar el balón.

"Jugué con él (Forlán) en el Inter de Milán. Pese a todo creo que fue una buena atajada", dijo el hoy arquero del Queen's Park Rangers inglés.

El arquero tuvo su revancha luego de ser desterrado de la 'Seleçao' tras el fracaso en el Mundial de Sudáfrica-2010, donde fue acusado de ser uno de los responsables de la eliminación del equipo del DT Dunga en cuartos de final a manos de Holanda (2-1).

Mano Menezes, que asumió en reemplazo de Dunga tras el último Mundial y fue cesado a fines del año pasado por los malos resultados, había prescindido de Julio Cesar, pero éste volvió a la selección brasileña con Scolari y este miércoles le pagó con creces la confianza recibida.

"Por fortuna Julio Cesar hizo una gran atajada" en el penal dijo el defensa David Luiz, que le cometió la falta capital a Diego Lugano en un tiro de esquina.

El planteo celeste, que presionó la salida de Brasil y lo dejó sin la subida de sus laterales, logró impedir el inicio de partido avasallante que el once de Scolari había mostrado en la fase de grupos.

También logró anular al joven astro Neymar, el portador de las esperanzas del ataque brasileño.

Sin embargo, la nueva estrella del FC Barcelona se dio espacio para participar en los dos goles de Brasil, en el primero generando la jugada previa al gol de Fred y en el segundo lanzando el córner que cabeceó Paulinho en el segundo palo de Fernando Muslera.

Brasil "pasó dificultades" pero demostró "la clase de equipo que es ante un rival muy duro como Uruguay", señaló Neymar.

Luego de su nueva victoria ante la celeste, la trigésimo tercera en 71 encuentros -con 19 empates y 19 derrotas- en la historia y la tercera al hilo, Brasil se dirigía a Rio de Janeiro donde el domingo buscará ganar en el mítico estadio Maracaná su cuarta Copa Confederaciones, tras las logradas en 1997, 2005 y 2009.

"Nos vamos a preparar para jugar la final y hacer lo mejor que podamos", anunció Scolari, que aún espera rival, el ganador del choque entre el favorito España e Italia de este jueves en el estadio Castelao de Fortaleza, capital del estado de Ceará (noreste).

Todo el "mundo del fútbol está esperando por una final entre Brasil y España", dijo Fred, pero "primero hay que esperar que España le gane a Italia".

Texto y foto: AFP

Edición: conmebol.com